Cuidado con los Bancos Virtuales a través de Internet

13831269267877_464x0Descubren más de 1.200 estafas mediante operaciones fraudulentas con tarjetas

La Policía Nacional ha destapado más de 1.200 estafas mediante cargos fraudulentos en tarjetas bancarias a través de Internet. La red usaba la página web de Loterías y Apuestas del Estado para cargar, a través de Internet desde redes WiFi ‘pirateadas’ y sin autorización de los titulares de las tarjetas, entre 90 y 180 euros que después desviaban a cuentas bancarias abiertas del grupo.

Según ha informado el Ministerio del Interior, en una segunda fase de la operación, se ha detenido a la segunda lugarteniente de la organización, encargada de la transferencia de los fondos.

De este modo, la Policía ha localizado 1.600 datos personales de ciudadanos de todo el mundo, de los que 262 son víctimas en diferentes puntos de España. La organización fletó tres camiones con contenedores desde la localidad madrileña de Fuenlabrada hasta Nigeria con 26.000 euros en productos tecnológicosadquiridos con el fraude.

Las investigaciones se iniciaron en octubre de 2013 a raíz de cuatro denuncias interpuestas en la Comisaría Provincial de Toledo, en las que se daba cuenta de diversos cargos fraudulentos en tarjetas de crédito que oscilaban entre los 90 y 180 euros.

Así, los estafadores realizaban cargos en los denominados ‘monederos virtuales’ de la página web de Loterías y Apuestas del Estado. El dinero era desviado a otras cuentas bancarias creadas por ellos y finalmente retirado en efectivo en cajeros automáticos.

En la primera fase se detuvo a tres personas, entre ellas el cabecilla de la trama, y se practicaron tres registros domiciliarios en las localidades toledanas de Illescas y Torrijos, donde se intervino gran material informático y documentación relacionada con las estafas.

Además, los agentes averiguaron que la organización había sustraído datos personales junto a contraseñas secretas de servidores de videojuegos ‘online’ de más de 1.600 ciudadanos de todo el mundo. Después de varias pesquisas se logró localizar a 262 perjudicados en territorio nacional.

La trama cometió más de 1.200 cargos fraudulentos en las tarjetas bancarias por un importe total de 107.205 euros. Entre las 262 víctimas españolas la cantidad defraudada asciende a 23.810 euros. Además, se han registrado dos macrodenuncias de dos importantes medios de pago por un importe total de 47.785 euros, en las que cientos de clientes fueron afectados. El beneficio total que la organización habría obtenido con el fraude sería de 1.800.000 euros.

En la operación, se han intervenido 34 Documentos Nacionales de Identidad, 68 permisos de residencia y 42 pasaportes, todos ellos falsificados, los cuales permitían a los distintos miembros de la organización utilizar infinidad de identidades falsas en España y otros países. Además de 62 troyanos bancarios, 38 contraseñas sustraídas de redes WiFi privadas, 1.766 numeraciones secretas de tarjetas bancarias, casi 43.000 direcciones de correo electrónico y cuatro programas de seguridad informática.

Según la Policía, los miembros de la red tenían altos conocimientos informáticos de los que se valían para rastrear a través de la red y utilizar de forma fraudulenta dos redes WiFi de particulares, así como tenían conocimientos relacionados con la electrónica y camuflaban una segunda tarjeta, dentro de otra más grande, para ocultar varios documentos comprometidos.

Por último, se averiguó que la organización había fletado tres camiones contenedores desde la localidad madrileña de Fuenlabrada hasta Lagos en Nigeria pasando por Amberes (Bélgica) transportando productos tecnológicos adquiridos en España de forma fraudulenta mediante los cargos en las tarjetas bancarias por un valor de 26.000 euros.

Europapress

Anuncios

Sentencia del TSJA a favor de un agente de la Policía Local

Sin títuloCompañeros que actúan cuando no están de servicio. Sentencia muy interesante.

De “ejemplar” califica el Sindicato de Policía Local Independiente (Spli) la sentencia de la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que reconoce como accidente de trabajo las consecuencias sufridas por un agente del cuerpo municipal cuando intervino en una situación de comisión de delito cuando no estaba de servicio.

De esta forma el Tribunal, sostiene el Spli, falla contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social, la Tesorería de la Seguridad Social, la mutua de accidente Zaragozana y el Ayuntamiento de San Fernando, que dejaron desamparado a un agente de la Policía Local isleña y se negaron a reconocer como accidente de trabajo la incapacidad derivada de su actuación. El sindicato recuerda que la actuación de estos responsables obvió en su momento la Ley Orgánica 2/86 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en cuanto a la imposición de la obligación de intervención en cualquier momento o lugar, se encuentre o no de servicio, en defensa de la Ley y de la Seguridad Ciudadana. La sentencia, explican en un comunicado, expone que “sería impensable mantener la inactividad de un policía local o autonómico ante la evidente y flagrante apariencia de comisión de un delito, sólo por el hecho de que deban esperar la correspondiente autorización administrativa”.

Ante estas explicaciones el TSJA decide en su fallo considerar la enfermedad producida a consecuencia de la actuación como accidente de trabajo -a los efectos del artículo 115.1 de la Ley General de la Seguridad Social-, y a las consecuencias derivadas del mismo.

Estos representantes sindicales recuerdan que en este caso concreto se le llegó a causar al agente una serie de perjuicios “tanto económicos como psicológicos”, e incluso no se le prestó la asistencia letrada que se le reconoce por el acuerdo de funcionarios vigente.

Para el Spli, los efectos de la sentencia no sólo son un logro para este agente, sino para todo el colectivo de Policía Local, pues “se les reconoce y garantiza sus actuaciones en situaciones similares”. “Son numerosos compañeros los que han solicitado información al respecto, al existir otros casos similares de desamparo de compañeros de otras localidades”, finalizan.